Recorre Canarias

Guia de senderos y caminos a lo largo de las Islas Canarias.

La pesca del mero gigante con caña

Escrito enero 15th, 2016 a las 09:01 pm por
Categorias: Hierro
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Mauris imperdiet pretium nibh at aliquam. Cras vestibulum magna vel ante tristique commodo. La pesca del mero ...
leer mas

El Juncal a roque Mulato, en Gran Canaria

Escrito abril 12th, 2015 a las 08:04 am por
Categorias: Gran Canaria
Los 9 km de esta ruta se pueden hacer en dos horas y media (otro tanto si regresamos al punto de partida: El Juncal de ...
leer mas

Camino real de El Time a Puerto de Tazacorte, en L...

Escrito octubre 10th, 2011 a las 02:10 pm por
Categorias: La Palma, Recomendados
Desde El Time (cota 600) el camino desciende por una pista hacia Mirasoles (en La Punta de Tijarafe), desde donde continúa en un empedrado en zig-zag por el acantilado: en total, 2.833 metros de camino hasta el borde del mar.
leer mas

Fuerteventura dispone ya de 80 km de rutas para bi...

Escrito mayo 12th, 2011 a las 11:05 pm por
Categorias: Fuerteventura, Recomendados
El Cabildo de Fuerteventura ha completado en mayo de 2011 la rehabilitación de diversas rutas ciclistas que suman un total de 81,5 Km de los 113 km previstos inicialmente para 32 rutas que cuentan con folletos que incluyen mapa y datos sobre el trazado, duración, etc.
leer mas
Recomendados's Articles

Camino al faro de Martiño en la isla de Lobos

rc_mapa-isla-lobosLobos es un islote volcánico que tiene en la montaña de La Caldera su máxima altitud: 122 metros. Prohibido pernoctar en ella, las excursiones para recorrerla y llegar hasta el faro de Martiño son una forma de pasar el día antes de la partida del último barco a media tarde.

Cada día parten del puerto de Corralejo dos barcos que tienen establecida sendas líneas regulares de transporte de pasajeros, el veterano Isla de Lobos y El Majorero, con destino al islote de Lobos. En 15 minutos desembarcan numerosos visitantes con la intención de pasar el día en la playa de la Concha o hacer surf al pie de la montaña de La Caldera (la máxima altura de la isla con apenas 122 metros). Otros, sin embargo, acuden con la idea de recorrer el islote a pie por el sendero circular que lo recorre, haciendo una parada en el otro extremo de este pequeño territorio, en el faro.

Al desembarcar en el muelle, hay que seguir el sendero que encontramos a la izquierda, en dirección a la playa de la Concha (nombre que le dan, por su forma, los visitantes a la que en realidad es la playa de la Calera, por el horno de cal que hay cerca de él, el más antiguo de la isla y que se empleó en la construcción del faro). Leer más…

Bosque de Agua García, en Tenerife

rc_sendero-agua-garcia-1Recorrido de 1,6 kilómetros por la zona mejor conservada del bosque de Agua García, a unos 800 metros de altitud, y que se puede realizar en unos 20 minutos.

El bosque de Agua García es el último reducto de la gran selva de monteverde que dominaba el norte de Tenerife, donde la exuberante vegetación de la laurisilva escondía su suelo del cielo. Tras la conquista llegó el poblamiento con colonos que se iban a dedicar a la agricultura y al cultivo de la caña de azúcar, necesitando para ello roturar tierras; madera para construir casas, muebles y herramientas; mucha leña para alimentar los ingenios; y carbón para el fuego del hogar. Entre los siglos XVI y XIX el bosque sufrió unas talas masivas que casi lo hacen desaparecer. Leer más…

Caldera de Bandama, en Gran Canaria

rc_caldera-bandama-1La caldera de Bandama tiene unos 170 m de profundidad y 1.000 m de diámetro. Para llegar al fondo sólo hay que seguir el camino que parte del interior del caserío de Bandama, justo al lado de la ermita. El descenso se puede hacer en una media hora.

“La primera sensación es de intensa sorpresa y admiración ante el hecho de que la Naturaleza pueda haber creado algo tan perfecto”, escribió la viajera inglesa Olivia Stone (1887), que bajó con un grupo de excursionistas a caballo. “Este es el cráter más perfecto de Canarias, una depresión cóncava de tierra y rocas de una uniformidad como sólo la naturaleza sabe crear”, describió otro viajero británico, Charles Edwardes (1888), que bajó animado por sus residentes para que bebiera un vino que le pareció fuerte, pero a su guía Pancho le entusiasmó y casi se bebe la garrafa él solo. Leer más…